Destino: Zúrich

Resumo, porque al final no he tenido tiempo de escribir todo como yo quería. Muchos sabéis que para nosotros es una prioridad que nuestros hijos vayan a una escuela Waldorf. La más cercana a Dublín está bastante lejos y nos iba a significar entre dos y tres horas al día en desplazamiento. También está el hecho de que sólo cubre la educación primaria, así que después de eso tendría que hacer otros planes.

Por curiosidad, empezamos a mirar escuelas en otros países, principalmente Alemania, Austria, Suiza y Holanda, donde este tipo de escuelas está más extendido. Empecé, con mucha calma, a mirar posibles empleos en lugares cercanos a estas escuelas y donde el idioma de trabajo fuera inglés. Sin embargo, ¡algunas empresas contestaron!, así que se aceleró la cosa.

En Noviembre estuve en Zúrich haciendo una entrevista técnica de más de cinco horas en un día en el que me desperté sin voz, pero esa es otra historia. La oferta llegó a mediados de Diciembre y la acepté un par de semanas después. Se trata de una empresa pequeña que ninguno de vosotros conocerá, ya os enteraréis por LinkedIn.

En Zúrich hay cuatro, sí, cuatro colegios Waldorf, a los que se puede llegar en menos de media hora desde las oficinas de esta empresa, aunque tenemos un claro favorito.

Así que el tres de Febrero, tras seis años y medio en Irlanda, dejamos todo atrás y nos embarcamos en esta aventura con ilusión, y no sin miedos. La esperanza es que sea la última aventura de estas en mucho tiempo. Nos gustaría establecernos allí y quedarnos, al menos, todos los años que los niños vayan a la escuela.

Comments !

social